Muchas empresas y negocios están habituados a realizar ventas de productos o servicios en el mundo tradicional, pero al plantearse acceder al canal digital para vender en Internet, pretenden actuar de la misma forma con el problema que eso supone. 

 

Cuando vendemos a una persona de forma presencial somos capaces de interpretar su lenguaje, sus respuestas a nuestras preguntas, sus gestos. Son señales que nos hacen ir modulando nuestro discurso para persuadir a nuestro potencial cliente.

 

Cuando vendemos en Internet nos olvidamos de esto y damos por hecho que los mensajes son iguales para todas las personas o escribimos tanto para cubrir todas las posibilidades que acabamos aburriendo a los posibles compradores.

 

Y lo peor de todo: No sabemos qué está pasando. No vemos a nuestros clientes, no les escuchamos.

 

 

 

 

 

 

Por eso es necesario definir TODO nuestro sistema de ventas online de una forma ordenada y orquestada para que trabaje por nosotros. No sirve de mucho hacer cada cosa por separado sin tener esto en cuenta.

 

 

 

 

 

Para vender en Internet, sea cual sea nuestro producto o servicio, hablamos de disponer de un sistema completo de Marketing Online, no solo de hacer un anuncio en una red social o de tener una página web actualizada. Tenemos que ser capaces de conseguir tráfico, es decir, visitas de personas a nuestra página web y además, tenemos que ser capaces de entender su comportamiento para conseguir convertir esas visitas en clientes.

 

 

Estos son los pasos que debería seguir cualquier negocio o empresa para vender en Internet sus productos o servicios

 

  

 

 

  • Definimos la estrategia de productos/servicios y las personas a las que nos dirigimos con cada uno. Elegiremos los productos desagregados y las posibles interrelaciones (Up-selling y cros-selling)
  • Determinamos las etapas en las que se puede encontrar un posible cliente según el modelo AIDA y los mensajes que necesitan recibir en ese preciso momento.
  • Establecemos los canales adecuados para hacerles llegar esos mensajes. (SEO, SEM, folletos, una valla publicitaria…)
  • Decidimos qué podemos hacer en cada etapa para «retener» a esa persona. Para conseguir que siga en nuestro «embudo»
  • Decidimos qué podemos hacer para que hablen a otras personas de nuestros productos o servicios, aunque no nos hayan comprado…aún.
  • Definimos claramente las métricas e indicadores de nuestro sistema para averiguar en cada momento lo que está funcionando y lo que no.
  • Construimos todo nuestro sistema de marketing online con todo lo que hemos pensado: web, anuncios, SEO, eMail Marketing, redes sociales…y lo adaptamos al presupuesto que tenemos
  • Planificamos, calendarizamos y priorizamos las acciones a realizar de mayor a menor importancia ajustando al presupuesto
  • Lo ponemos a funcionar, medimos resultados de cada parte y tomamos las medidas correctoras adecuadas

 

 

Evidentemente, todo esto no es sencillo y requiere de conocimiento, creatividad y experiencia. En Kybumo sabemos hacerlo. Si quieres que te ayudemos con la construcción de tu sistema de Marketing Online, solo tienes que contactar con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.